Ojo por Diente – Klaus & Kinski

Aunque te corten una pierna, te querré.
Aunque te falte algún ojo, te querré.
Aunque gestes en tu vientre al hijo de Satán, te querría igual.
Aunque no me digas siempre la verdad.
La verdad es que yo no digo siempre la verdad.
Aunque escondieras un demonio marsupial,
que acabe por saltar y me quiera atacar
y me dijera que me va a asesinar.
Te querría igual. Yo te querría igual.
Te querría igual. Sin duda, sin dudar.