Con esos ojitos me haría un paraguas, que no me llovieran más que tus miradas.

Celesta – Maga